Motivación

Como deportista super aficionada, la MOTIVACIÓN es un tema que me preocupa bastante. A lo largo del año -natural o deportivo- se pasan distintos momentos de forma, distintos estados anímicos, alguna lesión o pequeña molestia, momentos de cargas laborales o familiares. Y puede que en algunos de estos momentos nos falle la motivación para -por ejemplo- seguir entrenando o compitiendo.

motivacion

Motivación… a veces, ¿ande andarás?

Según la RAE, motivación es el “Conjunto de factores internos o externos que determinan en parte las acciones de una persona“.

Nos hace falta motivación para la vida diaria, no solo para el deporte. Para levantarse de la cama, para ir al trabajo, para hacer mejoras en casa, para cocinar, para ir a entrenar… Para TODO hace falta. ¿Por qué hay temporadas en las que te comerías el mundo, que la motivación te sale por los cuatro costados, y sin embargo otras veces sientes como si llevaras una piedra de 200 kg a rastras y todo se te hace un mundo? Si tú eres la misma persona, trabajas con la misma gente, entrenas con el mismo equipo… ¿Qué pasa? ¿Eres raro? ¿Estás mal? Pues NO.

Pienso que a veces hay ALGO externo que alimenta tu motivación, por ejemplo una buena marca en una carrera, la defensa de una tesis o un proyecto final, una alabanza de tu jefe o de un cliente por un trabajo bien resuelto, o porque quieres compartir con alguien especial tus logros y quieres que sean muchos y muy buenos. Hay algún hecho concreto que hace crecer la confianza en ti, que te llena, que te da alas. Eso TE MOTIVA.

mujer_fuerte_11

Así me siento cuando estoy motivada!!!

Sin embargo, no siempre se consigue una buena marca en una carrera… Ni tu jefe te alaba… Ni ningún cliente está encantado con tu gestión… O la tesis, se alarga y se alarga y no se ve el final… O no hay ese ‘alguien’ a quien taladrar con tus logros… Pero es que como se dice por ahí muchas veces, LA VIDA ES ASÍ.

La motivación hay que trabajarla. Como todo lo bueno, hay que currárselo. Hay trucos. Seguro que si buscas en san gúguel hay millones de psicólogos que te dan claves, pasos a seguir… pero yo voy a exponer los míos (que no son para nada de experta en el tema, ni mucho menos… jeje, soy una sufridora de a pie a la que también la motivación a veces se le esconde).

  1. Intento rodearme de positividad. ¿Cómo? Rodeándome de gente positiva. Personas que ven las cosas de forma agradable, sin agobios, que les cuentas tus objetivos, tus avances y te escuchan y animan. Que todo lo ven solucionable. Que se arremangan  ante cualquier problemilla o a una mínima llamada tuya para intentar solucionar lo que sea.
  2. Esos días que me encuentro pletórica (por esa “alabanza de mi jefe” por ejemplo, o por un agradable encuentro), aprovecho para hacer ‘esas cosillas’ que voy dejando de lado porque me cuestan más. Muchas veces me pasa que estoy en el trabajo y digo: madre mía, ¿eso hice yo el otro día? 😉
  3. Intento alejarme de la negatividad. Al igual que las personas positivas nos contagian esa positividad, las negativas hacen lo propio. Si no hay otro remedio, las escucho y atiendo, pero si puedo… salgo por piernas!!! Porque de verdad, toda esa energía que te absorben, es energía y ánimo que tú pierdes! Y ver las cosas de forma negativa, NO APORTA NADA.
  4. Aunque tenga un gran objetivo -sea deportivo, laboral o personal-, intento vivir los días con pequeños objetivos. Objetivos a corto plazo. Si voy superándolos, seguro que el gran objetivo es pan comido!! Porque conseguir objetivos (del tamaño que sean) me da fuerza, me da confianza en mí misma.
  5. Para la motivación “deportiva” leí una vez (y lo hago) que también es bueno aprovechar el tirón de las redes sociales (que ahora se comparta “todo” en parte puede ser una ventaja…) y seguir a algún deportista al que admiremos (sea élite o no élite). Ver qué hace, cómo y cuándo entrena, qué come, cómo se recupera de un mal resultado, cómo consigue un buen resultado y lo comparte después de mucho entrenamiento, cómo desconecta o descansa, etc. En fin, aprender ‘copiando’, que por qué no, no está mal!

Hay muchos más trucos, claro, pero cada persona ha de buscar y trabajarse la motivación con sus propias herramientas. Buscar objetivos realistas, y -un paso tras otro-, se van consiguiendo. Unos pasos costarán más que otros. Con unos avanzarás, con otros, te parecerá que retrocedes o que no avanzas lo suficiente… pero en el cómputo final, irás avanzando.

Así que, amigo, en esos momentos en que falla la motivación, búscala, que seguro anda cerca!!! Y ya sabes, si nada de todo esto funciona, CAMBIA RADICALMENTE ALGO EN TU VIDA. Abraza lo nuevo, lánzate por nuevos retos, distintos. MUÉVETE.

¿Por qué se abandona un blog?

La pregunta del millón!

Y sí, igual tenía razón Patri en alguna entrada a su blog (http://elprimertriatlon.blogspot.com.es) cuando decía que a la mayoría de personas que empieza un blog, les dura de media un año. Me parece que casi casi te doy la razón, Pato! Pero no, me niego!!!

Deportivamente hablando, desde que hice el maratón de Valencia, he hecho muchísimas cosas!!! Y ganado un montón de copichuelas y medachuelas (jijiiji), ya que en 2015 entré en otro equipo de triatlón (el mío desapareció!), el CDUPV Triatló, y empecé a entrenar bastante más. Eso, añadido al hecho de ser veterana, pues generó podiums a cascoporrillo (he de decir que algunos bien disputados y ganados, como la tercera posición del FABULOSO Triatlón de Fuente Álamo, otros no tanto por la escasa -por no decir nula- participación en mi grupo de edad, o por el bajo nivel…).

Algunos de los trofeítos:

Anda que no me dieron palos mis amigos por los carteluchos!! jajajaj Eh Meri? :D

Anda que no me dieron palos mis amigos por los carteluchos!! jajajaj Eh Meri? 😀

Pero ¿qué me queda de todo ello? Una ilusión enorme para seguir entrenando, ya a mis 41 años… Más ilusión que cuando hacía deporte a los 30, muchísimo más en forma que a los 30, o a los 20!!!! Con ganas de comerme el mundo, de superar los entrenamientos de la semana, participar en carreritas de a pie (en miras siempre superar la marca de la 15K nocturna de Valencia… que es mi carrera preferida con diferencia frente a todas!!).

BCF

Así me quiero ver!!!! Yujúuuuuu

El objetivo de este año 2016 va a ser participar (aun no me he estrenado!!!) en duatlones y triatlones que, o bien que haya hecho hace al menos 2 años (y como soy de corta memoria, seguro que no me acordaré de nada), o que todavía no haya hecho. Estoy entrenando bien la natación (entrenar bien, lo que no es lo mismo que nadar bien… jeje. Es y será mi asignatura pendiente… aun así lo hago con enorme ilusión y hay días que incluso he llegado a pensar ‘qué guay, a mediodía a nadar…’ uf! quién me ha visto y quién me ve!).

¿Me dejarán hacer así un triatlón? ;)

¿Me dejarán hacer así un triatlón? 😉 Porque así quiero seguir!!! Aunque la cestita, no sé 😉

Aunque pensándolo bien, de todo el 2015, uno de los recuerdos más bonitos -en materia deportiva- es el podium que hice en la 1ª San Silvestre celebrada en mi pueblo (Callosa d’En Sarrià) el día 26 de diciembre! En el podium con mi queridísima amiga Elena y cómo no, un invitado de honor que me quiso acompañar a recoger el chulo trofeo… mi sobrino Emil!!!! Correr por las calles empinadas de mi pueblo fue una experiencia dura, pero muy chula! Vamos, que aunque no hubiera hecho podium, el hecho de correr por Callosa y comprobar que hay buenas iniciativas, ya mereció la pena!

Recogiendo el trofeíto :D

Recogiendo el trofeíto 😀

Hasta pronto!

 

Maratón Valencia 2014 (2ª parte y última!! )

El 16 de noviembre me levanté muy muy temprano para poder desayunar (lo que suelo desayunar, ni más ni menos, un buen café con leche y unas tostadas con jamón y queso) y con tiempo para digerirlo. Me vestí con la ropa que tenía pensado llevar en la prueba, me abrigué, me calcé las zapas ya bien entrenadas y allá que me fui, paseando tranquilamente hasta el punto de salida.

Ritual de siempre

Aunque parece todo aleatorio, no lo está. RITUAL de costumbre en la víspera.

La temperatura era un poco fresquita (aquí en Valencia, en cuanto la cosa baja de 15 ºC ya nos parece muy fresco… jajaj) pero se intuía que sobre las 9-10, el clima iba a ser fabuloso. Allí me esperaba mi primera supporter, Celia, que se encargó de darme muchos ánimos con un muuuuy fuerte abrazo, y se encargó también de algo más terrenal como quedarse mi bolsita con los trastos y llevarla a guardarropía. Luego estuvo conmigo en muchos momentograciass de carrera ya que fue con su bici aquí y allá animando sin parar. Gracias Celia!!!

He de decir que los días anteriores recibí cientos de wasaps y mensajes con muestras de cariño, de apoyo y de confianza. La verdad es que eso TE DA ALAS. Gracias a todos!!!

Empecé la carrera guardando un poco, ya que sí era capaz de correr a 5’/km (entre entrenada que estaba, el nervio de ese día, el ansia por llegar a meta… estaba un poco atacada!), pero como no sabía cómo respondería a partir del km 30, preferí acercarme a la velocidad marcada, 5.15-5.20. Compartí muchísimos kilómetros con unos compañeros, lo cual hizo que hasta la media maratón aquello fuera fácil… muy fácil! Gracias Oreto, Carlos y José!

En el km 16-17 ya se unió a mí mi segunda supporter (;)), Nuria, que iba con la bici de montaña haciendo el recorrido en paralelo. Me acompañó casi hasta el final, ya que iba y venía, se metía por recovecos imposibles (no sé cómo no te piñaste, Nuri!!!), en todo momento pendiente, me controlaba, me preguntaba qué tal iba y me animaba a adelantar a gente ! jeje! Gracias!!! Sé que te lo pasaste fenomenal, pero que por mi culpa te llevaste muchos insultos por andar con la bici por allí, pero MERECIERON LA PENA! ya te lo digo!

En carrera

Bea, ese pie es tuyo 😉

En el km 24 apareció en escena mi tercera supporter, Bea, que ya tenía aprendida la lección del ritmo que tenía que llevar del 24 al 30, si tenía que hablar o no, y todo lo que tenía que hacer, y de hecho, CHAPEAU! Lo hiciste genial, Bea! El ritmo justo e ideal, echándome la bronca justa (mira al frente! come! no hables! aunque ahora que lo escribo, jo, vaya sargento, no? 😉 ) y en definitiva, acompañándome esos 6 km a pesar de estar algo lesionada (sé que la ilusión te pudo, y me sabe fatal que acabaras lesionándote por mi culpa … 😦 ). Muchísimas gracias por todo! Me encantó que me acompañaras. :D. Es más, sin tu apoyo durante toooooodos los meses de entrenamiento, sin tu confianza y tus ánimos, no sé si habría sido capaz. Te quiero mucho!

En ese momento mis sensaciones eran muy buenas, de hecho, podía correr a 5.05-5.10 sin problemas, y como ya había pasado la media e íbamos hacia el centro de la ciudad (eso motiva, y MUCHO!), y me encontraba muy bien, no quise bajar el ritmo. En el km 30 Bea ya me dejó y se supone que mi cuarta y última supporter iba a unirse a mí en ese momento, pero se despistó y no me vio y yo tampoco la vi! Y bueno, Amalia, finalmente te pegaste el carrerón del siglo para alcanzarme en el km 35 y de allí hasta casi el final!! Yo sé que tenías grandes expectativas conmigo, pero esos arreones por bien que me vieras! jajaj te me ibas! Muchas gracias, la verdad, porque sabías que lo que iba a batir era tu crono 😉 , y ahí que tirabas de mí. Me encantó compartir ese ratito contigo!

Finalmente, en el km 41 ya saboreas el final. Hay montones de gente, gritando, animando, dándote calor. La verdad es que es muy emocionante cómo se vuelca la ciudad entera. Es que en muchos kilómetros TE LLEVAN.

La bajada ya del último km hacia la zona de la meta es increíble. Ya está vallado y la gente anima desde fuera de la valla. Te sientes protagonista de algo grande. En ese momento me sentía genial, FELIZ, maravillada, entusiasmada. Viví mi éxito particular. Terminar un maratón, y terminarlo disfrutando de correr y a 5’/km!!! Al final me salió un crono de 3.42.10, es decir, a 5.11. con lo cual, reto triplemente conseguido: cruzar la meta, bajar de 3.45 y hacerlo de forma muy muy digna, ya que en ningún momento perdí la forma. La única pega es que no pude comer. Llevaba dos geles de chocolate y no pude ni con uno (3/4), pero bueno, creo que la clave también está en haber estado comiendo correctamente los días anteriores, y haber acumulado energías suficientes para ese día. Digo yo, porque no me sentí desfallecer ni un momento!

Premio

Super FELIZ con la medalla. 😀 😀 😀

La verdad es que para la gente a la que le gusta correr, os lo aconsejo. Es una dura preparación, muy dura. Muchos meses y km, 800 km me salieron a mí desde que empecé a entrenarlo. Mucha paciencia, ilusión, compartirlo con los amigos y familia, que te vayan animando, que te muestren que confían. Pero hay que hacerlo! Es algo increíble, único. Para mi compañera de equipo Marta, enhorabona per haver-lo fet. Veus? RES HI HA IMPOSSIBLE!

maraton-meta

Meta sobre el agua. IMPRESIONANTE.

El post maratón fue muy bien. Después de cruzar la meta estiré como pude y me quedé pululando por allí, viviendo el ambiente, viendo a otros corredores hechos polvo por allí tirados y yo, en fin, en tan buen estado (jijijiiji)!!! La tarde la pasé durmiendo, intenté ir recuperando calorías, aunque debido al esfuerzo hasta el día siguiente y posteriores no empecé a comer con hambre. El lunes lo pasé físicamente como pude, pero el martes, NI RASTRO de la hazaña.

c182_foto-maratc3b3n-de-valencia

No digáis que no os entran ganas de correr por ahí!! 😀

Maratón Valencia 2014 (1ª Parte). Mi primer ¿y último? maratón…

Si cuando inauguré este blog alguien me hubiera dicho que algún día escribiría esta entrada, directamente habría contestado: IMPOSIBLE. Así lo digo.

Pero sí, fue en la 10K de noviembre de 2013 cuando decidí que mi RETO 2014 iba a ser correr el MARATÓN. Se daban unas circunstancias curiosas por las que quería que fuera así. Año 2014, cumplía 40 años, nací en el 74 (la mejor cosecha! 😉 ), y el maratón aunque no son exactamente 40, son cuarenta y pico… Así que no había duda, ERA EL AÑO.

imposible

Esto se produjo en mi mente 😀

El año 2013 fue un año de evolución en la carrera a pie.  Empecé con la 10K, me aventuré con la 15K Massamagrell, la 15K nocturna de Valencia, Media Maratón Valencia, otro Medio Maratón, el de Benifaió ya en 2014… y por fin me planteé lo que tocaba… hacer un MARATÓN. En concreto el de casa, Valencia, el 16 de noviembre.

Para ello, al igual que hice para el medio maratón (jamás hasta ese momento había corrido 21 km!), busqué un planning. Para un medio maratón hay que entrenar, pero si haces deporte habitualmente y no te marcas un crono objetivo muy loco, puedes hacerla haciendo alguna tirada larga  y combinando algo de series con distancias para acumular km, sin ser -digamos-, muy estricto. Pero para un maratón, eso ya son palabras mayores, y para nada se puede participar en una distancia así sin un entrenamiento adecuado.

libreta

IMPRESCINDIBLE un plan de entrenamiento

Lo primero que hice fue preguntar a compañeras que ya la habían corrido qué planning habían seguido. Barajé varias opciones y finalmente me decanté por el plan que hay en la misma web del maratón (me habían hablado muy bien de esos plannings). Hay miles en internet (la media la preparé con un entrenamiento de la página de asics, por ejemplo), pero bueno, decidí imprimirme los entrenamientos de tiempos objetivo 3.30 y 3.45 de la web del organizador. Así que -para los bocazas- ese fue mi ‘entrenador personal’, un triste pdf impreso y metido en una carpetucha en mi bolso! 😛

En el fondo creo que cuando nunca te has enfrentado a una distancia, es tontería ponerse un crono objetivo, pero en fin, como tenía la referencia de mi crono en 2 medias maratones, pensé que no era muy descabellado aspirar al 3.45. 😀 Y bueno, porque me conozco y así tenía un puntito de motivación extra.

Empecé el entrenamiento ‘oficialmente’ el 4 de agosto, intentando combinarlo con los entrenes para el Triatlón de Valencia (septiembre), que quizás no tenía que haberlo hecho ¿? Dudé un poco si participar o no, pero dicha duda  quedó despejada enseguida el día que me planteé por qué hacía deporte. Llegué a la conclusión de que lo hago para disfrutar, no para batir marcas ni ganar premios. Esto es una afición y debemos hacerlo para desconectar, por salud, por diversión, por superación personal (dentro de la realidad de cada uno), y no para ganar nada. El Triatlón de Valencia es el ‘de casa’, es multitudinario y chulo, y por eso me gusta mucho participar. Se crea mucho ambiente de equipo ya que viene también mucha gente a animar, por lo que pensé que quizás no era mala idea. Lo hice y bueno, me llevé conmigo a casa una ampollita inoportuna que me tuvo fuera de juego de los entrenes estipulados varios días 😛 Aun así, en ningún momento me arrepentí de haber participado! :D.

somriure

Con la ampollita pero sonriendo. Tri-Valencia (NOTA: no es mi pie 😉 jajajj)

Seguí los entrenamientos a rajatabla hasta que a mediados de octubre pillé un resfriado de 3 pares de narices, que me dejó K.O. 2 semanas. En ese momento sí que me agobié un poco por la cercanía del 16N, pero bueno, poco podía hacer!! Hay que parar, recuperarse y luego ya seguir con los entrenos. Estas cosas pasan porque cuando preparas una prueba dura, no es raro sufrir el síndrome de la ventana abierta (os aconsejo leerlo, me pareció muy interesante!).

Me planteé los entrenamientos con el respeto que suponía enfrentarme a muchísimos kilómetros (lo mismo me daba -en realidad- que fueran 42 o 52, simplemente eran ‘una barbaridad’) sin saber cómo respondería mi cuerpo a partir del km 28-30, así que pensé que si había un planning pensado por un experto, eso mismo había que entrenar.

Los entrenamientos marcados por el planning a partir de septiembre eran -en líneas generales- kilometraje largo el fin de semana, recuperación el lunes, descanso martes, series miércoles y jueves, y descanso viernes ( duro, pero bastante entrenido). Las semanas fueron aumentando su kilometraje hasta llegar a 75-80 km!! Por supuesto la semana previa al maratón hay que descansar, por lo que los entrenamientos previos a la prueba son muy suaves. El entrenamiento consta de 4 tiradas largas (28, 30, 32 y 32 km); nunca se aproxima a los 40 km, por lo que el reto de correr por primera vez 42 km realmente es un pedazo de RETO  físico y mental!!

Algo que también fui entrenando fue la alimentación y la bebida para la prueba. Fue en las tiradas largas donde fui probando distintos geles de diferentes marcas y sabores. Finalmente me decidí por un gel de chocolate, aunque como comentaré, no me sirvió de mucho 😦 . El entrenamiento del agua sí me sirvió 😉 Jeje. En las tiradas largas, y más cuando corres en agosto-septiembre-octubre (que en Valencia hace mucho calor), has de tener en cuenta que DEBES beber, por lo que tenía controladas todas las fuentes en las que debía hidratarme bien.

hidratación

La hidratación es FUNDAMENTAL.

Un factor al que yo no le daba importancia pero que con el tiempo fui dándosela es el tema de la ropa de entrenamiento. Cuando sales a correr 10 km, o 12, o 9, no se nota porque apenas estás un rato, pero cuando aumentas km la ropa que lleves es muy importante (ni qué decir de las zapatillas y los calcetines). No me refiero a correr con ropa de una marca o de otra, sino a elegir aquellas prendas que no te provoquen rozaduras, por ejemplo. Hay partes del cuerpo mucho más delicadasque otras, y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de elegir un sujetador deportivo, o unos pantales o mallas, o el mismo suéter! Hay que tener en cuenta también embadurnarse bien de crema hidratante o de vaselina para que el roce de los tejidos con la piel no cause incluso heridas!

Tendencias-en-moda-deportiva

Lo mejor, ropa ajustadita, que no roce 😀

Finalmente, así llegué al día del maratón, ilusionada pero con mucho miedo. En realidad una sensación maravillosa. Con casi 750 km a mis espaldas, muchísimas horas de correr, y con la ropa y las zapas elegidas y todo preparado.

to be continued

Ciclistas, ¿estamos en peligro o somos un peligro?

Buenas a todos! Ciclistas. Peatones. Conductores de a dos y a cuatro ruedas…

Hace un tiempo me preguntaba -y de paso- les preguntaba a mis compañeros de equipo y amigos, qué nos molesta que hagan los coches, motos y los peatones cuando circulamos por las calles (carril bici, calzada, etc) con la bici. Es decir, cuando ‘somos ciclistas’. Exactamente pregunté eso, y si cambiarían alguna norma de circulación, o la adaptarían para una mayor seguridad de los ciclistas…

La mayoría coincidieron en lo mismo. Lo que más le revienta al ciclista es que los coches NO RESPETEN LA DISTANCIA DE SEGURIDAD. Aunque todos sabemos que han de dejar 1.5 m de distancia, la mayoría, no lo hacen. ¿Por qué? Pues porque quieren adelantar al ciclista a toda costa y aunque ven en peligro enfrente porque viene otro vehículo… en vez de esperar, adelantan. Está claro que si dos coches chocan de cara, se pueden hacer daño, pero si se llevan a un ciclista por delante, por baja que sea la velocidad, puede haber daños ya irreparables… Los conductores han de saber que el momento para adelantar al ciclista al final siempre llega -solo hace falta un poco de respeto y paciencia-, y que en ese momento, se puede pisar incluso una raya ‘continua’.

$(KGrHqMOKowFIuBMF1ByBSOeiicDVw~~60_35

Respétame y que corra el aire al menos en 1.5 m 😀

Otra de las ‘malas acciones’ de los vehículos que fastidia a mis compañeros es el hecho de que un conductor, cuando va a incorporarse a la carretera, solo mire hacia un lado, dejando el otro a expensas de que pueda venir un ciclista o un grupo de ciclistas y zas, arrollamiento.

Y yo me pregunto… ¿los ciclistas somos perfectos? Pues no. Los ciclistas, muchas veces, somos los principales responsables de choques y accidentes, porque también incumplimos normas de circulación. Saltarnos semáforos, pasos de peatones, ir por la acera cuando hay un carril bici -muchas veces deteriorado, está claro, pero carril bici al fin y al cabo- poniendo en peligro a los peatones, etc.

Muchas veces oigo la frase ‘es que no hay cultura de la bici entre la gente’ y quizás sea verdad, pero en nuestras manos está -y en la de nuestros políticos y sus leyes y normas- educar  a la sociedad. Que se vea la bicicleta como algo beneficioso para todos. No contamina más que en su fabricación, o en la fabricación de componentes. El resultado es que se hace ejercicio mientras se utiliza para algo -muchas veces- práctico, que es el desplazamiento de las personas. No provoca atascos! No genera problemas -o cada vez son menos- a la hora de ‘estacionar’ dicho vehículo, ya que a la hora de llegar a casa, te la ‘subes’, y cuando vas a los sitios, cada vez más hay aparcamientos especializados.

Las-bicicletas-2

Aparcabicis. Con unos buenos candados, cuando vayas a recogerla, estará. 😀

Hace unos años, cuando viajé a Zaragoza, ya me llamó la atención este aparcamiento para bicis… se llamaba BICEBERG! 😀 😉

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Biceberg maño

A principios de año se revisó el código de circulación, y a modo de resumen,  las novedades con respecto al código ya existente, en referencia a los ciclistas fue la obligatoriedad de llevar casco a los menores de 16 años, sea cual sea la vía por la que circulen (población o carretera), se permite ir por debajo del límite de velocidad establecido y se refuerzan las medidas de seguridad de los ciclistas al ser adelantados.

Como normas a cumplir, decir que los ciclistas, en población, deberemos ir por el carril bici si lo hay, cuando ya hay poca luz, llevar luces delantera (blanca) y trasera (roja), algo reflectante (bien sea chaleco o alguna cinta para colocarse en la pierna…) para que se nos vea bien, respetar la velocidad, los ceda al paso a los peatones que hay en los carriles bici (esto no lo hace casi ningún ciclista…).

Y en carretera -nunca por autopistas y autovías, ya que está completamente prohibido-, hay que circular por el arcén -si lo hay, claro-, respetar los límites de velocidad (aunque suene raro, a veces se podrían sobrepasar incluso yendo en bici), llevar CASCO, por supuesto, las mismas normas de alumbrado que en población, no sobrepasar las tasas de alcohol (0.25 mg en aire espirado, 0.5 g/l en sangre… esto que lo tengan en cuenta aquellos que abusan un poco en los muy conocidos ‘almuerzos de ciclista’) y lo que SÍ SE PUEDE HACER, que muchos conductores no saben y por eso nos pitan y apremian a ‘quitarnos de en medio’ es ir EN PARALELO o en GRUPO y lo más curioso que no sepan (y me consta que muchos ciclistas tampoco) es que en una rotonda, la preferencia la tiene siempre el grupo de ciclistas. Se considera un solo vehículo, y mientras haya algún ciclista, los coches no deben cortar el grupo.  Este punto me parece esencial, ya que las rotondas, para los ciclistas, son sumamente peligrosas, si a ello sumamos el desconocimiento de los que conducen, pues la peligrosidad se duplica!

rotonda-ciclistas-450x476-2

Ciclistas y rotondas. No es tan difícil, no?

Así por encima son las normas y reflexiones que se me han ido ocurriendo a lo largo de meses y años yendo en bici, tanto en ciudad como por carretera. Ni qué decir que hay páginas web a manta en las que se explica todo esto mucho más, pero bueno, dejo un pequeño resumen. Estoy segura de que se me olvidan un montón de cosas importantes, que por supuesto podéis poner en los comentarios -siempre BIENVENIDOS-, tanto en el propio blog, como en las redes sociales. Hay cosas que forman parte del sentido común, por ejemplo que está prohibido hablar por el móvil mientras se va en bici, que no he nombrado, pero porque me parece más algo de sentido común!

Nos vemos pedaleando!

 

Recuperando sensaciones…

Desde hace un tiempo me preocupa no encontrar la suficiente motivación para la preparación de mi gran objetivo de este año. El 16 de noviembre de 2014, si no pasa nada, debutaré en un MARATÓN (así, escrito en mayúsculas…) y dentro de unas semanas, me espera el comienzo de una ardua tarea: la preparación.

motivacion

No queda otra. 😀

Para muchos esto no es ninguna proeza, puesto que, o ya lo han hecho, o no le encuentran sentido (yo tampoco le encuentro mucho sentido al hecho en sí de correr sin parar 42,195 km, pero si lo transformo en una prueba físico-mental a superar, le encuentro muchísimo sentido!!). Como objetivo deportivo personal – MUY ILUSIONANTE- de este 2014, es muy importante preparármela bien, y -como no puede ser de otra manera en un debut- TERMINARLA. Cruzar la meta. Y si es necesario, llorar al hacerlo. O mejor, reír como una posesa. Gritar. Tirarme a tierra. Lo que sea. Pero llegar.

finisher

Acabar, aunque sea así. 😀 😀 😀

Hace unos meses estaba algo desmotivada para correr. Como triatleta aficionada que soy, y con un trabajo que me hace madrugar mucho y una tesis doctoral por terminar que ocupa gran parte de mi día, de mi tiempo y de mis pensamientos, me resulta difícil entrenar todo lo que quisiera. Y como este año he estado nadando más de lo normal, he restado tiempo a correr. Tanto las horas del día como las fuerzas, SON FINITAS.

Pero, no sé si será que la fecha se acerca y se acerca y se acerca sin ningún tipo de consideración, estoy sacando fuerzas y ánimos para volver a correr. Y está resultando! El cuerpo me lo pide. Noto que voy recuperando sensaciones buenas, que DISFRUTO CORRIENDO, que vuelvo a fluir (bueno, más o menos… jajjaaj) en cuanto me calzo las zapas y me voy hacia la playa o el río.

Y me gusta. Me gusta esa sensación, sobre todo porque la necesito.

Correr tiene la particularidad de que cuanto más lo practicas, más te pide el cuerpo -y también la mente- hacerlo. Y creo que así afrontaré con mucho ánimo y muchas ganas la dura preparación, que al fin y al cabo es lo más complicado y trabajoso (el día de maratón no es más que ‘un duro día más’).

footing

Mucho de esto me espera…

Como anécdota decir que la distancia del maratón son 42,195 km, que en realidad NO es la distancia entre la ciudad de Maratón y Atenas (Grecia), entre las que hay unos 37 km (como yo siempre había creído… lo cual hacía muy ‘épico’ mi objetivo…), sino del Palacio de Windsor hasta el Estadio White City, en Londres, porque así estableció la reina de Inglaterra que fuera, en 1908 (aunque no os lo creáis, no fue la actual… jajajaj) en los JJOO de ese año.

somriure

Así mis pinreles después de cada entrene!! 😀 😀 😀 😀

15K nocturna Valencia 2014… by Javi

Hola a todos… No me voy a repetir contando mi experiencia en la 15K noctura de Valencia que se celebró el 7 de junio a las 22:00, ya que esa carrerita ya la comenté el año pasado… Este año fue una carrera -si cabe- más espectacular aún, ya que modificaron alguna parte del recorrido, y fue de 10!! Ni un pero, ni una pega. Mi crono fue algo peor que el del año pasado (1.12 vs. 1.09), pero quedé muy contenta, ya que ese día hice doblete! La travesía a nado de Pinedo (2000 metrillos) a las 10 de la mañana y la 15K a las 10 de la noche! 😀 En resumen, esta carrera se está convirtiendo en mi carrera preferida del año, por fecha, por horario, por recorrido y por organización.

15K nocturna 2014

No words needed 😀

También se dio la peculiaridad de que invité a mi amigo-colaborador del blog Javi a hacerla… le debía una inscripción y se me ocurrió que esta podía ser auténtica, bonita, original y además, sabía que él todavía no había hecho más de 10 km en carrera… así que doble reto!

Aquí os dejo su aportación -muy interesante, por cierto-, ya que tuvo una visión un tanto curiosa… Javi! pecaste de novato por todos lados!! jajajaj. Pero bueno, sé que has aprendido varias cositas y te van a servir para próximas carreras!!! Siempre sácale el lado positivo a las cosas, eh? 😉

happy

Javi con la lección aprendida

Ah! muy cierto lo del ‘equipo’ Nosotr@s Passatge!!! Gracias! Y sí, el camarero del bar, un crack el tío (empezó agobiado diciendo que estaba él solo y por eso no daba abasto y no sé ni cómo, luego fueron saliendo camareros chinos hasta por debajo de las mesas! 😮 😛 )

 

NO MIRES EL RELOJ JAVI, NO LO MIRES   by Javi

El pasado sábado tuve la suerte de vivir una gran experiencia, la 15 k nocturna de Valencia… guauuu que pasada, correr por las calles de Valencia, abarrotadas de gente. El escenario era idílico, la zona de la America´s Cup y la misma línea de meta del circuito de F1, recorriendo lo mejor de la cuidad, en fin TurisRunning que digo… Vuelvo a casa con muy buen sabor de boca, satisfecho por la carrera, y por el crono, mejor que en mis pensamientos más optimistas… a pesar de haberla cagao bien!!!

… Mira que me habían avisado: Calienta bien y con tiempo suficiente para hacerte hueco en el cajón de salida. El caso es que cuando quise colocarme unos 10 minutos antes de la salida, no cabía un alfiler, la inscripción superaba los 8.000 corredores, la cola de salida era de más de medio km. Así que decidí calentar un poco mas y salir desde donde pudiera, total no me jugaba nada (por quitarme presión) y…. menuda cagada ¡!!

Los primeros Km fueron un calvario, embutido entre gente, con un calor asfixiante y a un ritmo desesperante, que me hacia ir zigzagueando de un lado a otro intentando avanzar y coger algo de aire fresco… y lo peor machacando mi mente pensando que no iba a conseguir una buena marca, obsesionado en recuperar posiciones y robarle segundos al crono. Fue ahí cuando recordé las palabras de David: Javi no mires el reloj, no lo mires, simplemente disfruta y guíate por tus sensaciones. En el momento que lo asimile, todo cambió, empecé a disfrutar, aumentar el ritmo, a sentirme bien, a correr. Y esa es, muchas veces, la mejor forma de afrontar una carrera y más cuando uno no lucha por conseguir una medalla, sino por conseguir “mi mejor marca posible” como es mi caso.

Cruzar la línea de meta, donde lo había hecho hasta el mismísimo Fernando Alonso, fue una experiencia brutal, esa sensación indescriptible, que todos aquellos que hayáis competido conocéis… y más cuando ves que has mejorado el tiempo previsto. De ahí a disfrutar de esa extraña sensación de cansancio, satisfacción y subidón, con una bien merecida cerveza (recuerdos al camarero del bar desde aquí) con las chicas de ”Nosotr@s Passatge”, que por cierto pedazo equipo forman y de la visita inesperada de unos amigos de Alicante.

NOTA: Una mención de agradecimiento para Elena, para mi amigo Tavi, con quien espero seguir compartiendo muchas carreras y para esos “corredores gamberros” con quien es un placer entrenar y aprender cada semana.

——

Gracias a ti!

happy

Elena agradecida a Javi y contenta por el doblete 😉