Ciclistas, ¿estamos en peligro o somos un peligro?

Buenas a todos! Ciclistas. Peatones. Conductores de a dos y a cuatro ruedas…

Hace un tiempo me preguntaba -y de paso- les preguntaba a mis compañeros de equipo y amigos, qué nos molesta que hagan los coches, motos y los peatones cuando circulamos por las calles (carril bici, calzada, etc) con la bici. Es decir, cuando ‘somos ciclistas’. Exactamente pregunté eso, y si cambiarían alguna norma de circulación, o la adaptarían para una mayor seguridad de los ciclistas…

La mayoría coincidieron en lo mismo. Lo que más le revienta al ciclista es que los coches NO RESPETEN LA DISTANCIA DE SEGURIDAD. Aunque todos sabemos que han de dejar 1.5 m de distancia, la mayoría, no lo hacen. ¿Por qué? Pues porque quieren adelantar al ciclista a toda costa y aunque ven en peligro enfrente porque viene otro vehículo… en vez de esperar, adelantan. Está claro que si dos coches chocan de cara, se pueden hacer daño, pero si se llevan a un ciclista por delante, por baja que sea la velocidad, puede haber daños ya irreparables… Los conductores han de saber que el momento para adelantar al ciclista al final siempre llega -solo hace falta un poco de respeto y paciencia-, y que en ese momento, se puede pisar incluso una raya ‘continua’.

$(KGrHqMOKowFIuBMF1ByBSOeiicDVw~~60_35

Respétame y que corra el aire al menos en 1.5 m 😀

Otra de las ‘malas acciones’ de los vehículos que fastidia a mis compañeros es el hecho de que un conductor, cuando va a incorporarse a la carretera, solo mire hacia un lado, dejando el otro a expensas de que pueda venir un ciclista o un grupo de ciclistas y zas, arrollamiento.

Y yo me pregunto… ¿los ciclistas somos perfectos? Pues no. Los ciclistas, muchas veces, somos los principales responsables de choques y accidentes, porque también incumplimos normas de circulación. Saltarnos semáforos, pasos de peatones, ir por la acera cuando hay un carril bici -muchas veces deteriorado, está claro, pero carril bici al fin y al cabo- poniendo en peligro a los peatones, etc.

Muchas veces oigo la frase ‘es que no hay cultura de la bici entre la gente’ y quizás sea verdad, pero en nuestras manos está -y en la de nuestros políticos y sus leyes y normas- educar  a la sociedad. Que se vea la bicicleta como algo beneficioso para todos. No contamina más que en su fabricación, o en la fabricación de componentes. El resultado es que se hace ejercicio mientras se utiliza para algo -muchas veces- práctico, que es el desplazamiento de las personas. No provoca atascos! No genera problemas -o cada vez son menos- a la hora de ‘estacionar’ dicho vehículo, ya que a la hora de llegar a casa, te la ‘subes’, y cuando vas a los sitios, cada vez más hay aparcamientos especializados.

Las-bicicletas-2

Aparcabicis. Con unos buenos candados, cuando vayas a recogerla, estará. 😀

Hace unos años, cuando viajé a Zaragoza, ya me llamó la atención este aparcamiento para bicis… se llamaba BICEBERG! 😀 😉

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El Biceberg maño

A principios de año se revisó el código de circulación, y a modo de resumen,  las novedades con respecto al código ya existente, en referencia a los ciclistas fue la obligatoriedad de llevar casco a los menores de 16 años, sea cual sea la vía por la que circulen (población o carretera), se permite ir por debajo del límite de velocidad establecido y se refuerzan las medidas de seguridad de los ciclistas al ser adelantados.

Como normas a cumplir, decir que los ciclistas, en población, deberemos ir por el carril bici si lo hay, cuando ya hay poca luz, llevar luces delantera (blanca) y trasera (roja), algo reflectante (bien sea chaleco o alguna cinta para colocarse en la pierna…) para que se nos vea bien, respetar la velocidad, los ceda al paso a los peatones que hay en los carriles bici (esto no lo hace casi ningún ciclista…).

Y en carretera -nunca por autopistas y autovías, ya que está completamente prohibido-, hay que circular por el arcén -si lo hay, claro-, respetar los límites de velocidad (aunque suene raro, a veces se podrían sobrepasar incluso yendo en bici), llevar CASCO, por supuesto, las mismas normas de alumbrado que en población, no sobrepasar las tasas de alcohol (0.25 mg en aire espirado, 0.5 g/l en sangre… esto que lo tengan en cuenta aquellos que abusan un poco en los muy conocidos ‘almuerzos de ciclista’) y lo que SÍ SE PUEDE HACER, que muchos conductores no saben y por eso nos pitan y apremian a ‘quitarnos de en medio’ es ir EN PARALELO o en GRUPO y lo más curioso que no sepan (y me consta que muchos ciclistas tampoco) es que en una rotonda, la preferencia la tiene siempre el grupo de ciclistas. Se considera un solo vehículo, y mientras haya algún ciclista, los coches no deben cortar el grupo.  Este punto me parece esencial, ya que las rotondas, para los ciclistas, son sumamente peligrosas, si a ello sumamos el desconocimiento de los que conducen, pues la peligrosidad se duplica!

rotonda-ciclistas-450x476-2

Ciclistas y rotondas. No es tan difícil, no?

Así por encima son las normas y reflexiones que se me han ido ocurriendo a lo largo de meses y años yendo en bici, tanto en ciudad como por carretera. Ni qué decir que hay páginas web a manta en las que se explica todo esto mucho más, pero bueno, dejo un pequeño resumen. Estoy segura de que se me olvidan un montón de cosas importantes, que por supuesto podéis poner en los comentarios -siempre BIENVENIDOS-, tanto en el propio blog, como en las redes sociales. Hay cosas que forman parte del sentido común, por ejemplo que está prohibido hablar por el móvil mientras se va en bici, que no he nombrado, pero porque me parece más algo de sentido común!

Nos vemos pedaleando!

 

Ciclismo ‘para mujeres’

Desde luego, aunque lo parezca, esta entrada al blog NO viene a cuento por algunos comentarios de índole un tanto ‘machista’ con que nos ha brindado algún político de turno estos últimos días. NO. Tengo en mente comentar varios libros sobre running que he leído estos últimos meses, pero este libro que cayó en mis manos hace un tiempo y merece -cuanto menos- una entrada para él solito, aunque no es de running, sino de CICLISMO! 😀

escanear0001

El libro de marras. Bonita portada, eh? 😀

Hace unos años, mi compañera de fatigas ciclistas Amalia (pobre, no la dejo en paz en ninguna entrada! jajajj) me dijo que tenía un libro que se titulaba ‘Ciclismo para mujeres’. Solo el título ya me puso en alerta… ‘ciclismo para mujeres’? Pero pero pero… a ver! Hay un ciclismo especial para mujeres? Una forma de ir en bici diferente? Unas rutas diferentes? Un color de casco diferente?

IMG_6054 copia

Ciclismo para mujeres????

Ya la frase de Amalia al nombrarme el libro fue premonitoria de lo que me encontraría luego. Me dijo con rostro serio: ‘Elena, me avergüenzo de ese libro’ ¿Recuerdas, Amalia? Jajajjjajaj Aún me estoy riendo de tu cara… 😛

El libro se compone de cinco capítulos con los que han querido tocar todos los temas, tales como ‘El poder del ciclismo’, ‘Hecho para mujeres’, algo de mecánica, el ‘organismo’ particular de las féminas y un curioso capítulo titulado ‘Oportunidades’.

En el libro se hace un poco de historia del ciclismo en las mujeres, de las dificultades que tuvieron que superar para que hoy día sea ‘algo normal’. Al principio, el equipamiento para el ciclismo femenino estaba pensado para mantener el ciclismo de la mujer dentro de unos límites y desviar las críticas (MADREDELAMORHERMOSO!!).

bicis antiguas mujeres

Equipamiento ‘ancho y recatado’

Fue a finales del siglo XIX cuando las mujeres se lanzaron al uso de la bici, porque vieron que el ciclismo no solo iba a ser un ‘ir y venir’, sino que forzaría a reformar la manera de vestir (quitarse el corsé, llevar faldas-pantalón, etc). Tanto es así que algunas la llamaron ‘herramienta de poder’. Y claro -como no podía ser de otra forma- donde las mujeres vieron LIBERACIÓN, los conservadores vieron AMENAZA. Alguna que otra barbaridad que os podéis imaginar se dijo.

Personalmente veo bien que se haga una diferenciación en los aspectos que realmente son diferentes, como que una mujer (a no ser que seas una fuera de serie, QUE LAS HAY, y no es precisamente mi caso) es difícil que coja el mismo nivel que un hombre, por constitución y por musculatura, con un similar entrenamiento. Aunque esto puede parecer una generalidad, no lo es tanto. O que la ropa, sobre todo los culottes, resultan mucho más útiles y cómodos  si llevan una badana más propia de nuestra anatomía que la de un hombre (más badana en la parte del culito y menos en la delantera! que con los culottes de chico la badana te viene de babero!!). O bicis que ofrecen hoy día casi todas las marcas con una forma del cuadro algo distinta (manillar más estrecho, cuadro más corto, sillín más ancho…)

Sillin mujer hombre

Sillín chica vs  chico

Según el libro, por lo visto, el ciclismo en las mujeres no estaba bien visto hace unos años, ya que los hombres ‘sospechaban’ (esas mentes….!!!) que por las características del deporte y de nuestra anatomía, ir en bici era, cuanto menos, PLACENTERO! Chicas… os imagináis subiendo el Oronet (sin levantarse del sillín, claro, ;)) una y otra vez con una sonrisa de oreja a oreja??? 😀 😀 😀 A que no os lo imagináis? Yo tampoco.

Todo esto, en el libro nos lo explica en un sugerente apartado titulado ‘Sexo en el sillín’, en el que dice que salieron docenas de artículos médicos que atacaban el ciclismo no sólo porque probablemente masculinizaría a las mujeres, sino porque también era una amenaza para la pureza sexual (ay madre!). Tal y como escribió un doctor, ‘el sillín puede inclinarse según el deseo de cada cual…en este sentido se podría formar una concavidad pronunciada que se ajustaría perfectamente a la vulva hasta la parte delantera, causar una constante fricción sobre el clítoris y labios….’ etc etc etc ‘ Bueno, y ya os dejo a la imaginación todo lo que sigue a estas palabras. Resulta terrible pensar que estuvieron ‘estudiando’ si la fricción del sillín provocaría esto o lo otro en las mujeres… y hasta un doctor se ‘preocupó’ de imaginar el movimiento constante a la hora de pedalear y ponerse en la piel de la ‘fémina’ y llegar a la conclusión de que eso generaría un enorme placer. Ay pillín!!!

Los fabricantes de sillines modificaron la forma de los mismos para eliminar ‘el contacto con los genitales’, porque claro, ellos querían vender bicis y sillines! Aquí cada uno a su tema!

En algún otro capítulo también se habla de que ‘es aconsejable, si se rueda en solitario, llevar camisetas o jerséis sueltos y pantalones cortos anchos’  para no provocar al personal! Y el pelo… se ‘aconseja llevar el pelo largo dentro del casco o debajo de la chaqueta’. Vamos, que lo de la aerodinamicidad y la comodidad (no hay nada más cómodo que ropa de bici ceñida) les importaba un pepino, en tal de que las mujeres ni fueran provocando, ni se salieran de lo propio.

En fin. Sin palabras me quedé leyendo todo esto, la verdad.

Por un lado ya me resulta curioso que los hombres se preocuparan de si el ciclismo en las mujeres era algo más placentero que deportivo. Que eso les preocupara ya es preocupante. Y segundo, que se llegara a la prohibición ¿Precisamente por eso? ¿Porque se supone que ‘da placer’?

En algo sí estoy de acuerdo es en que cuando haces ciclismo, seas mujer o seas hombre, tienes una sensación MUY PERO QUE MUY PLACENTERA. Pero no por motivos onanísticos, sino porque es un deporte maravilloso. Que nunca me cansaré de aconsejar y de practicar. Porque te da libertad, te agota, te resetea, te deja nuevo. Y no solo eso, sino que SIEMPRE QUIERES MÁS. :d

A ver si vamos avanzando y todas estas ideas peregrinas van desapareciendo de esas masculinas y ‘algo enfermas’ cabezas. Una mujer no es más ni menos por ir peor o mejor que un hombre en bici. Ni al contrario! Que se han dado casos de hombres que piensan que si les gana una mujer subiendo un puerto ya es causa de vergüenza!!!

MFDC

La gran Marta Fernández de Castro. Una mujer haciendo ciclismo, no me digáis que no es un espectáculo 😀

Aunque tengo muchas ciclistas ídolas, a las que admiraba y admiro, como Joane Somarriba o Anna Sanchis (valenciana que está en primera línea del ciclismo, pero que ha tenido que emigrar a Inglaterra para poder triunfar en el equipo Wiggle!!!), y por qué no a todas esas mujeres que cada día más, vamos poblando las carreteras con nuestras bicis… 😀 😀

Chicas! Nos vemos pedaleando!

mafaldabici

Una chica en bici!!!!!

Marcha cicloturista de Ayora. Una marcha 10

Este sábado se ha disputado en Ayora -Valencia- la que puedo decir que es de las mejores marchas cicloturistas a las que he asistido en mis años de experiencia ciclista (y ya van 8 o 9 años con varias marchas algunos de ellos!!).

perfil Ayora 2014

Un día ya hice una entrada a este blog comentando lo que mis compañeros valoraban de un triatlón. Si pienso en las marchas cicloturistas, es prácticamente lo mismo… qué valoro en una marcha para emitir una buena valoración? Organización (salida puntual y ordenada, avituallamientos bien colocados y completos, señalizaciones en cruces, pueblos y rotondas, bolsa del corredor… why not!, etc), paraje, precio… y el ambiente!

Amalia y yo en la salida

Selfie de rigor, que no falte  😀

En este caso es una marcha que se desarrolla por la zona de Ayora, Jalance, Cofrentes, etc. Es un paraje absolutamente ESPECTACULAR… aunque he de decir que me acordé demasiadas veces tanto de Springfield como del pececito con 3 ojos de los Simpson … jajajajajja.

Central nuclear Cofrentes

Springfield? Nooo !!! Cofrentes!!!

Hizo un día maravilloso, quizás demasiado calor (ya tengo marcas en el cuerpo que sé que ni con eternas sesiones playeras que tengo planificadas se me van a ir… je je), pero al fin y al cabo, tiempo de mayo! Y como cada año, moreno de ciclista!!!

moreno ciclista

Estas rayas ni con 100 horas de playa se van! 😛

La marcha contó con unos 1500 participantes, de cuales 1189 hombres y 36 mujeres la terminamos. Si no me fallan los cálculos, no llegamos ni al 3%. Hemos perdido la apuesta, Amalia! Es un porcentaje muy muy bajo la de féminas, la verdad. Vimos muchos abandonos debidos al calor y la dureza de la prueba (esto es para darme pisto, porque tan dura no era!jijijijiij).

La prueba discurrió sin incidentes, tanto a la hora de repartir dorsales y bolsita del corredor (con un maillot super chulo…), como en la carrera, o al final, en línea de meta.

Lo único reseñable ‘negativo’ de la prueba, que nos dejó con un sabor agridulce, fue que en el km 130 aproximadamente, sin saberlo, nos desviaron a muchos directamente a Ayora sin subir el último puerto. La Guardia Civil consideró que era peligroso, ya que hacía un calor excesivo (más de 40 ºC) y ‘ellos’ (creo que no deben ser ciclistas) pensaron que no debíamos seguir… Cosa que no comparto PARA NADA, porque íbamos estupendamente bien (al menos yo!), con muy buenas sensaciones y con fuerzas suficientes como para subir el último puerto de 5 km. Pero bueno, a la autoridad no se la puede contradecir!

Así que en vez de salirnos 160 km, nos salieron 140 km, pero vamos, SIN DESPERDICIO ninguno!

Quitando esta pega, creo que ajena totalmente a la organización de la marcha, para mí ha sido una marcha cicloturista 10. TOP. Muy muy aconsejable! Digan por ahí lo que digan!

Encima, para acabar, nos deleitaron con este gazpacho… que me sentó como la gloria!

IMG_20140510_144856

Gazpacho de Ayora

Aunque el mejor final, con diferencia, habría sido este… 😀 😉 Pero bueno, nada es del todo perfecto!

heineken

 

Spinning, buen complemento para el triatleta

Si hace un par de años alguien me hubiera dicho que iba a estar encantadísima con el spinning hubiera dicho que no mil y una vez!

Siempre he sido una firme defensora del ciclismo outdoor y no concebía otra opción. En invierno he complementado mis salidas de bici con algo de rodillo, pero eso de ir a un gimnasio, con la música a toda pastilla y seguir las pautas de un monitor y rodeada de sudoros@s compañeros…. Como que no!! 😦

CIMG7238

Ciclismo outdoor. Siempre.

El año pasado, después de comprobar que salir en bici de sábado a sábado, aunque lo complementaba con un día de rodillo (y no siempre!) y algo de carrera a pie (omito lo de nadar de domingo a domingo, porque hasta hoy nadar me ha hecho más mal que bien! 😉 ) no era suficiente para mi forma física (ni para hacer buenos triatlones, ni para aguantar el ritmo de mis compañeros durante las rutas de fin de semana…), me decidí a probar a hacer spinning aquí en la Uni.

El primer día que fui allí no tenía ni idea de nada. Menos mal que un amigo me advirtió de que cogiera una toalla (maemía lo que se suda allí!!! buf!) y un botellín de agua…

Fue una cura de humildad totalmente apabullante. Yo pensando que por  hacer rutas de 100, 130 e incluso 170 km en bici, aquello se me iba a quedar en nada. Pues no. Compañeros que probablemente no han cogido una bici de carretera en su vida me dieron un repaso que aún casi ni he superado… jajajaj.

Después del nefasto primer día me mentalicé y me decidí a ir con una cierta asiduidad. Hoy día estoy yendo entre 2 y 3 días a la semana, que junto con la salida en bici del sábado, con mi peña, es suficiente entrenamiento ciclista. O al menos, debería serlo!

Christian Spinning

Christian a tope transmitiendo su entusiasmo!! 😀

Probé los 3 monitores de la UPV (Christian, Pepe y Jen) y vaya, los tres me gustaron!! Por horario, me viene muy bien ir a la clase de Christian (que por cierto, tiene un blog donde podéis consultar cosas y preguntar dudas). He de decir que después de haber probado otros monitores de fuera, cambia muchísimo la cosa según quién te guíe! Y vaya, felicitar a la UPV porque tiene a los 3 mejores!!! 😀 Son muy distintos, y por ello, las clases también lo son. Empezando por la música… lo que les gusta poner a cada uno no tiene nada que ver!! Y siguiendo por la motivación, lo que te van diciendo, cómo te animan y te medio engañan diciendo que no queda nada!!!

Ninguno es mejor ni peor que los otros, ya he comentado que me encantan los 3, pero son muy diferentes. Esto es importante saberlo, porque si vais a un gimnasio o un polideportivo y se ofrecen clases de spinning, os aconsejo que probéis con distintos monitores antes de dedicir dejarlo o cambiar de actividad!!!

Hacer spinning no es lo mismo que hacer rodillo. Las cadencias a las que se trabaja no son las mismas. Y sólo con hacer spinning no se puede estar entrenado para hacer un buen triatlón olímpico o un triatlón de larga distancia. Es un COMPLEMENTO.

¿Para qué, quién y por qué recomendaría el spinning?

El spinning es un muy buen entrenamiento para triatletas durante el invierno. Sin dejar de salir a carretera, claro. Pero en tardes de invierno, cuando no hay muchas horas de sol, y el día está muy limitado para salir con la bici a acumular kilómetros, es muy aconsejable. O porque como suele pasar muchas veces, luce el sol de lunes a viernes, y el finde se pone nublado y a llover… 😦

ciclismo y lluvia

Con la lluvia puede pasar esto… 😦

Es una actividad que creo que es ideal para los atletas que se han lesionado y no pueden correr pero sí hacer bici (corredores que no disponen de bici de carretera ni tienen hábito de salir a entrenar por peligrosas carreteras…); o para los que, con algo de sobrepeso, han de hacer un ejercicio complementario a una dieta hipocalórica… siempre es mucho mejor hacer spinning para bajar peso, y ya cuando se hayan perdido unos cuantos kilitos, entonces salir a correr.

TODO VENTAJAS!!

Es un ejercicio en el que no se machacan mucho las rodillas (no es agresivo, como sí lo es correr), sudas muchísimo (eliminas una cantidad ingente de toxinas), trabajas culo y piernas. No es pesado, puesto que las sesiones suelen de 40-45 minutos… y a la que te descuidas el monitor ya te dice que solo quedan 3 canciones (sin contar ésta… siempre dice Christian!!! Cómo nos engañas!! 😉 ), y cuando menos te lo esperas ya estás estirando (eso sí, chopado de arriba abajo).

FALSOS MITOS

Hay quien dice que de hacer spinning se te ponen las piernas gordas. No. no es cierto. Para nada! Con el spinning lo que haces es tonificar el músculo, y en todo caso, eliminar grasa, así que no se hacen las piernas ‘gordas’. Los músculos quedan bien definidos, pero no más anchos. Tendrás unas piernas mucho más bonitas!!!

mal-olor1

Qué peste!!!

Y otro falso mito es que no hay que pensar que cuando a una camiseta se le seque el sudor de una sesión, SE PUEDE USAR EN LA SIGUIENTE SESIÓN!!! Nooooo! Por consideración a tus compañeros, NO LO HAGAS!

Así que os invito a que disfrutéis de esta sana actividad, que es el Spinning!!! Os engancharéis! Yo ya lo estoy…

En cualquier caso, como complemento, un 10. Pero como salir con la bici a la carretera, no hay nada!!

Nos vemos pedaleando!

mafaldabici

Enjoy cycling

Hace un tiempo escribí una entradita en el blog sobre disfrutar corriendo… pero la verdad es que si con un deporte puedo decir que he disfrutado y disfruto una barbaridad es con el ciclismo.

La afición la tengo desde hace muchos años, aunque es en los últimos 7-8 en los que más ciclismo estoy haciendo y cuando más estoy disfrutando.

Recuerdo como si fuera ayer cuando fuimos mi padre y yo un verano a una tienda en Benidorm (una tienda de motos!!!) y me compró una BH de carretera… que costó unas 30.000 ptas… y que vendría a pesar unos 13-14 kg!! La pobre estaba allí, solitaria… apoyada en una motaca enorme… jajjaj. Siempre he tenido el pensamiento de que me estaba esperando… 😀

Con ésa me estrené, recorrí una y otra vez  la carretera de Callosa a Guadalest (no cambiaba mucho de ruta, no 🙂 ) y ya le empecé a pillar el tranquillo a esto de la bici.

Luego me agencié con una Zeus Enol que vi en una tienda al ladito de mi casa aquí en Valencia, que poco a poco iba bajando de precio… así justo antes de cerrar la tienda su precio ya era la mitad que al principio… pensé que ése era el mejor momento para comprarla…  También era una bici pesada, de unos 11 kg, con un Shimano 105 y 42-52, que luego cambiaría a 39-52 (algunas cuestas se me hacían ‘cuesta arriba’ con un 42! jajajaj)… pero era mucho mejor que la BH. También pensé que bajaba y bajaba de precio y nadie la compraba porque ERA PARA MÍ 😀

Fue con esta bici con la que empecé en la peña ciclista de la Universidad Politécnica. No me explico cómo tardé tantísimos años en decidirme a salir con una peña (creo que tenía miedo a quedarme tirada por alguna carretera y no saber volver, no me sentía preparada ni física ni mentalmente, me daba corte…), pero ahora veo que fue la mejor decisión que he tomado en mi vida! 😀

Sabía que en el departamento en que trabajaba (y trabajo), un compañero, Enrique, era de la peña ciclista y le expuse mi deseo de empezar a salir con ellos. Se comprometió a acompañarme las primeras veces y me convenció y medio-tranquilizó diciéndome que había furgoneta de apoyo (que usé un par de veces…). Gracias a él pude hacer la primera etapa (90 km!!!, cuando yo lo máximo que había hecho eran unos 60…), ya que me acompañó en todo momento. También la segunda… y luego poco a poco me fui cogiendo al ritmo de la peña (más o menos, porque hasta el día de hoy sigo quedándome rezagada en algunas etapas duras! 🙂 ). Recuerdo que en las 3 primeras etapas al llegar a casa apenas podía ducharme, ni sentarme siquiera! Qué duro… pero si me paro a pensar, la verdad es que es necesario superar eso para seguir yendo y una vez superado, empiezas a DISFRUTAR DEL CICLISMO.

Con la Zeus estuve más de un año, entonces miré una bici de carbono, que pesara menos, más adecuada en talla… en resumidas cuentas, mejor. Entonces me compré en Top Bici una Orbea Onix azul preciosa, con 3 platos…  que me acompañaría por muchísimas carreteras hasta el año pasado (con ella hice La Maratona en Italia… subiendo puertos míticos!) … que fue sustituida por una Kuota Kharma blanca impresionante, ya que la Orbea se independizó y se mudó de casa … snif

¿Qué significó para mí unirme a una peña ciclista, salir un sábado tras otro (y algún domingo y fiesta de guardar), hacer muchísimos km, sufrir, sufrir mucho… despotricar y decir tacos a mansalva cuando veía (y veo) al grupo irse y yo venga a pedalear y no alcanzarlos…?

Significó encontrarme con una gente fantástica (muchos ya son buenos amigos y amigas… de los que se quedan ‘para toda la vida’), descubrir un deporte maravilloso, una válvula de escape a problemas laborales, sentimentales…  Salir un sábado toda la mañana, recorrer media provincia de Valencia y resetearte tanto que cuando llegas a casa baldada, ducharte, comer algo y descansar un rato… ¡no acordarte de lo que hiciste el viernes! y estar con una sonrisa en la cara todo el fin de semana. Pasar frío por la mañana temprano, asarte de calor a mediodía, tiritar bajando sudada el puerto, pero tiritar con una sonrisa de oreja a oreja porque sientes el viento en tu cara y deslizarte a 45, 50, 60 km/h … coger las curvas a toda velocidad e ir viendo la Calderona a tus pies.

101_7434

Subiendo La Huesera. Lagos 2010. Qué duro!!

Porque te sientes LIBRE, FELIZ, TRANQUILA, SEGURA, LIBRE, LIBRE y LIBRE… y en ese momento te crees la reina del mundo.

la bona

No me digáis que no es para sentirse LIBRE 😀   Errozate.

Porque he disfrutado como una jabata haciendo ciclismo. Porque subir y bajar un puerto me hace generar una cantidad de endorfinas tremenda que me ponen muy feliz… Porque el ciclismo con mis compañeros me ha hecho olvidar y superar dificultades. Porque he conocido gente maravillosa, que me han enriquecido y me enriquecen cada vez que salimos y compartimos esfuerzo, almuerzo y risas. Porque gracias a ellos he ido a pedalear a Italia, a Asturias, a Cataluña, a Murcia, al País Vasco, a Teruel… a muchos sitios!!! Por todas esas razones, me encanta el ciclismo. Fotos: La Maratona (2008), Terra de Remences (2009) y la Irati X-treme (2012)… por nosotras no pasan los años, eh? 😉

P6290575_antes de afrontar el GIAU   Bracons  Exif_JPEG_PICTURE

Por todo eso y mucho más… AMO EL CICLISMO por encima de todos los deportes!!

Eso sí, EL CICLISMO LIMPIO.

I love my bike

¿Civismo o costumbre?

La semana pasada, en mi fatídico viaje a Madrid (aunque después del percance, me tranquilicé y ya lo pasé fantásticamente bien con mi hermana y su familia), tuve la ocasión de hacer una agradable ruta ciclista con mi cuñado Marcin. Salimos de Tres Cantos (desde la Locademia de Policía… je je)  por un carril bici de dos sentidos interminable. Llegamos a la zona de Hoya de Manzanares, Soto del Real (aquí paramos para reponer fuerzas), pasando junto a hermosas vacas de carne que pastaban tranquilamente en el campo. En total, 80 km con  un viento en contra durante gran parte del camino, bastante desagradable. De esos 80 que cuentan como 100, ya me entendéis… 😉

Ahí tuve la ocasión de comprobar que en la provincia de la capital del Reino, los ciclistas no se saludan entre ellos!!! Ni cuando te adelantan, ni cuando te cruzas con ellos. La verdad es que fue un hecho sin importancia que me chocó un poco, porque vaya,  aquí en Valencia el 99,9% de los ciclistas que te adelantan, te saludan, y al menos el 60% de los que te cruzas, también. Al menos en las rutas que yo hago (y con 7 años yendo en bici cada semana, ya son, ya). Es un concienzudo estudio estadístico que he estado haciendo estos 7 años… je je.

Este sábado, al salir en bici aquí en Valencia (ruta Valencia-Serra-Oronet cara sur-Algar del Palancia- Oronet cara norte y vuelta a Valencia), corroboré lo que, cuando pedaleaba por los madriles, pensaba. Y sí, aquí nos saludamos. Lo cual me enorgullece, me encanta y que seguiré haciendo y fomentando!

Después de leer el periódico esta mañana, me alegra darme cuenta de que en Valencia hay cosas que sabemos hacer y hacemos bien. Y que tenemos buenas costumbres! Como en todas partes, por supuesto, pero ésta, en concreto, me encanta.

Y me apetecía compartirla con vosotros en el blog.

Os pregunto… cuando vais en bici, ¿saludáis a otros ciclistas?

22052010062

Amalia saludando. Así me gusta, fomentando las buenas costumbres. 😉