Maratón Valencia 2014 (2ª parte y última!! )

El 16 de noviembre me levanté muy muy temprano para poder desayunar (lo que suelo desayunar, ni más ni menos, un buen café con leche y unas tostadas con jamón y queso) y con tiempo para digerirlo. Me vestí con la ropa que tenía pensado llevar en la prueba, me abrigué, me calcé las zapas ya bien entrenadas y allá que me fui, paseando tranquilamente hasta el punto de salida.

Ritual de siempre

Aunque parece todo aleatorio, no lo está. RITUAL de costumbre en la víspera.

La temperatura era un poco fresquita (aquí en Valencia, en cuanto la cosa baja de 15 ºC ya nos parece muy fresco… jajaj) pero se intuía que sobre las 9-10, el clima iba a ser fabuloso. Allí me esperaba mi primera supporter, Celia, que se encargó de darme muchos ánimos con un muuuuy fuerte abrazo, y se encargó también de algo más terrenal como quedarse mi bolsita con los trastos y llevarla a guardarropía. Luego estuvo conmigo en muchos momentograciass de carrera ya que fue con su bici aquí y allá animando sin parar. Gracias Celia!!!

He de decir que los días anteriores recibí cientos de wasaps y mensajes con muestras de cariño, de apoyo y de confianza. La verdad es que eso TE DA ALAS. Gracias a todos!!!

Empecé la carrera guardando un poco, ya que sí era capaz de correr a 5’/km (entre entrenada que estaba, el nervio de ese día, el ansia por llegar a meta… estaba un poco atacada!), pero como no sabía cómo respondería a partir del km 30, preferí acercarme a la velocidad marcada, 5.15-5.20. Compartí muchísimos kilómetros con unos compañeros, lo cual hizo que hasta la media maratón aquello fuera fácil… muy fácil! Gracias Oreto, Carlos y José!

En el km 16-17 ya se unió a mí mi segunda supporter (;)), Nuria, que iba con la bici de montaña haciendo el recorrido en paralelo. Me acompañó casi hasta el final, ya que iba y venía, se metía por recovecos imposibles (no sé cómo no te piñaste, Nuri!!!), en todo momento pendiente, me controlaba, me preguntaba qué tal iba y me animaba a adelantar a gente ! jeje! Gracias!!! Sé que te lo pasaste fenomenal, pero que por mi culpa te llevaste muchos insultos por andar con la bici por allí, pero MERECIERON LA PENA! ya te lo digo!

En carrera

Bea, ese pie es tuyo 😉

En el km 24 apareció en escena mi tercera supporter, Bea, que ya tenía aprendida la lección del ritmo que tenía que llevar del 24 al 30, si tenía que hablar o no, y todo lo que tenía que hacer, y de hecho, CHAPEAU! Lo hiciste genial, Bea! El ritmo justo e ideal, echándome la bronca justa (mira al frente! come! no hables! aunque ahora que lo escribo, jo, vaya sargento, no? 😉 ) y en definitiva, acompañándome esos 6 km a pesar de estar algo lesionada (sé que la ilusión te pudo, y me sabe fatal que acabaras lesionándote por mi culpa … 😦 ). Muchísimas gracias por todo! Me encantó que me acompañaras. :D. Es más, sin tu apoyo durante toooooodos los meses de entrenamiento, sin tu confianza y tus ánimos, no sé si habría sido capaz. Te quiero mucho!

En ese momento mis sensaciones eran muy buenas, de hecho, podía correr a 5.05-5.10 sin problemas, y como ya había pasado la media e íbamos hacia el centro de la ciudad (eso motiva, y MUCHO!), y me encontraba muy bien, no quise bajar el ritmo. En el km 30 Bea ya me dejó y se supone que mi cuarta y última supporter iba a unirse a mí en ese momento, pero se despistó y no me vio y yo tampoco la vi! Y bueno, Amalia, finalmente te pegaste el carrerón del siglo para alcanzarme en el km 35 y de allí hasta casi el final!! Yo sé que tenías grandes expectativas conmigo, pero esos arreones por bien que me vieras! jajaj te me ibas! Muchas gracias, la verdad, porque sabías que lo que iba a batir era tu crono 😉 , y ahí que tirabas de mí. Me encantó compartir ese ratito contigo!

Finalmente, en el km 41 ya saboreas el final. Hay montones de gente, gritando, animando, dándote calor. La verdad es que es muy emocionante cómo se vuelca la ciudad entera. Es que en muchos kilómetros TE LLEVAN.

La bajada ya del último km hacia la zona de la meta es increíble. Ya está vallado y la gente anima desde fuera de la valla. Te sientes protagonista de algo grande. En ese momento me sentía genial, FELIZ, maravillada, entusiasmada. Viví mi éxito particular. Terminar un maratón, y terminarlo disfrutando de correr y a 5’/km!!! Al final me salió un crono de 3.42.10, es decir, a 5.11. con lo cual, reto triplemente conseguido: cruzar la meta, bajar de 3.45 y hacerlo de forma muy muy digna, ya que en ningún momento perdí la forma. La única pega es que no pude comer. Llevaba dos geles de chocolate y no pude ni con uno (3/4), pero bueno, creo que la clave también está en haber estado comiendo correctamente los días anteriores, y haber acumulado energías suficientes para ese día. Digo yo, porque no me sentí desfallecer ni un momento!

Premio

Super FELIZ con la medalla. 😀 😀 😀

La verdad es que para la gente a la que le gusta correr, os lo aconsejo. Es una dura preparación, muy dura. Muchos meses y km, 800 km me salieron a mí desde que empecé a entrenarlo. Mucha paciencia, ilusión, compartirlo con los amigos y familia, que te vayan animando, que te muestren que confían. Pero hay que hacerlo! Es algo increíble, único. Para mi compañera de equipo Marta, enhorabona per haver-lo fet. Veus? RES HI HA IMPOSSIBLE!

maraton-meta

Meta sobre el agua. IMPRESIONANTE.

El post maratón fue muy bien. Después de cruzar la meta estiré como pude y me quedé pululando por allí, viviendo el ambiente, viendo a otros corredores hechos polvo por allí tirados y yo, en fin, en tan buen estado (jijijiiji)!!! La tarde la pasé durmiendo, intenté ir recuperando calorías, aunque debido al esfuerzo hasta el día siguiente y posteriores no empecé a comer con hambre. El lunes lo pasé físicamente como pude, pero el martes, NI RASTRO de la hazaña.

c182_foto-maratc3b3n-de-valencia

No digáis que no os entran ganas de correr por ahí!! 😀

Anuncios