¿Civismo o costumbre?

La semana pasada, en mi fatídico viaje a Madrid (aunque después del percance, me tranquilicé y ya lo pasé fantásticamente bien con mi hermana y su familia), tuve la ocasión de hacer una agradable ruta ciclista con mi cuñado Marcin. Salimos de Tres Cantos (desde la Locademia de Policía… je je)  por un carril bici de dos sentidos interminable. Llegamos a la zona de Hoya de Manzanares, Soto del Real (aquí paramos para reponer fuerzas), pasando junto a hermosas vacas de carne que pastaban tranquilamente en el campo. En total, 80 km con  un viento en contra durante gran parte del camino, bastante desagradable. De esos 80 que cuentan como 100, ya me entendéis… 😉

Ahí tuve la ocasión de comprobar que en la provincia de la capital del Reino, los ciclistas no se saludan entre ellos!!! Ni cuando te adelantan, ni cuando te cruzas con ellos. La verdad es que fue un hecho sin importancia que me chocó un poco, porque vaya,  aquí en Valencia el 99,9% de los ciclistas que te adelantan, te saludan, y al menos el 60% de los que te cruzas, también. Al menos en las rutas que yo hago (y con 7 años yendo en bici cada semana, ya son, ya). Es un concienzudo estudio estadístico que he estado haciendo estos 7 años… je je.

Este sábado, al salir en bici aquí en Valencia (ruta Valencia-Serra-Oronet cara sur-Algar del Palancia- Oronet cara norte y vuelta a Valencia), corroboré lo que, cuando pedaleaba por los madriles, pensaba. Y sí, aquí nos saludamos. Lo cual me enorgullece, me encanta y que seguiré haciendo y fomentando!

Después de leer el periódico esta mañana, me alegra darme cuenta de que en Valencia hay cosas que sabemos hacer y hacemos bien. Y que tenemos buenas costumbres! Como en todas partes, por supuesto, pero ésta, en concreto, me encanta.

Y me apetecía compartirla con vosotros en el blog.

Os pregunto… cuando vais en bici, ¿saludáis a otros ciclistas?

22052010062

Amalia saludando. Así me gusta, fomentando las buenas costumbres. 😉

Anuncios

ESTIRAMIENTOS. When. How. Why.

El otro día, a raíz de una visita a mi laboratorio, pensé en hablar del tema de los estiramientos en el blog. El que me visitaba era mi director de Tesis Doctoral (sí, la eteeeeeerna  tesis sobre ovejitas!). Entró renqueante porque traía el gemelo súper dolorido. Había hecho deporte el día anterior y NO HABÍA ESTIRADO BIEN. Lo primero que le pregunté fue: ¿Estiraste al terminar?

munyint

Incluso después de ordeñar las ovejas de mi tesis, hay que estirar. 😀

Se hizo el longuis, miró hacia arriba a la vez que silbaba una cancioncilla y no hizo falta que pronunciara el NO. Son muchos años conociéndonos.

Bueno, pues ahí está la consecuencia de no estirar. Dolores, posibles lesiones, molestias. Y ¿por qué? Supongo que por las prisas, porque ya hemos terminado el entrene, que quizás se ha alargado un poco más en el tiempo de lo que debería o esperábamos y queremos irnos a casa, o ducharnos e irnos. Y ahí está el error. Más vale terminar 5 ó 7 minutitos antes y dedicarlos a estirar bien.

Qué es el estiramiento? Pues cuando estiramos lo estiramientosque estamos haciendo es alargar los músculos, tendones, ligamentos, la piel e incluso las estructuras óseas. En este caso, lo que nos interesa son los estiramientos musculares. Lo que vamos a conseguir al estirar es reducir la tensión muscular, aumentar la amplitud de movimientos, prevenir lesiones como contracturas o calambres, favorecer la circulación (vasodilatamos un poco), mejorar la coordinación, facilitar la oxigenación del músculo…

Cuándo estirar? Antes y después del ejercicio. Antes del ejercicio, es decir, durante el calentamiento, debemos trabajar la movilidad articular, en nuestro caso serán las rodillas, los tobillos y las caderas. Mientras entrenamos, únicamente estiraremos si hacemos series en las que se descanse (en estos descansos puede que se pierda la elasticidad que hemos conseguido en el entrenamiento). Y al terminar deberemos estirar para disminuir el tono muscular y favorecer el riego sanguíneo.

estiramientos

Para haceros una idea de cómo estirar…

Cómo estirar? Cuando estiramos un músculo, producimos en él una deformación (lo alargamos), que si dejamos de hacerlo enseguida, no tendrá mayores consecuencias, porque volverá a su sitio. Si por el contrario, aguantamos un tiempo con el músculo estirado, éste permanecerá más tiempo estirado (deformación plástica). Así que deberemos tener una pauta clara y estirar la mayoría de músculos implicados en el ejercicio que hayamos realizado. En el caso del running, será muy importante estirar bien los cuadriceps, los isquios, los gemelos, el psoas, la espalda, los glúteos y los aductores. Y cuánto tiempo hay que mantener ‘elongado’ el músculo, pues con unos 10-15 segundos será suficiente. Y lo más importante, NO HAY QUE NOTAR DOLOR.

Estirar debe formar parte del mismo entrene diario. Calentar, correr, estirar muy bien. Así evitaremos cargas, dolores y otras molestias que nos van a impedir subir las escaleras de casa, por ejemplo, u otras labores súper cotidianas. Lo cual no tiene mucho sentido si pensamos que precisamente vamos a hacer ejercicio PARA SENTIRNOS BIEN.

Y para terminar, nada más que desearos unas FELICES FALLAS!

Castell foc

MODA DEPORTIVA (hoy toca running)

Hola a todos los seguidores de este humilde blog!

Después de un pequeño parón, debido, entre otros, al gripazo tan tremendo que cogí y que me ha impedido hacer vida casi normal, y disfrutar del deporte exdoor (el que más me gusta… pero al que he suplido enseguida por deporte indoor), y a que he estado algo más ocupada de lo normal, sigo con mis entradas.

medalla-de-oro

Enga Javi, te dejo que te cuelgues la medalla 😉

El otro día comentaba el tema del blog con un amigo y colaborador del mismo (o sea, Javi, al que ya conocéis si me seguís un poco), y me propuso hablar de la ‘ropa deportiva’, me pareció muy interesante y acertado (he de decirte, Javi, ejem, que ya se me había ocurrido!! jajaj). Qué poca importancia le damos y qué importante es ir adecuadamente vestido para hacer deporte!!! Si no vas bastante abrigado, corres el riesgo de pillar un buen constipado, y si vas demasiado abrigado, sudar más de lo que toca, sentirte agobiado y quién sabe si coger una buena pájara!

Por otro lado, la ropa deportiva…..comentando el tema un día con mi madre (ella decía que cómo iba a entrenar con aquel mini suéter talla XS de chica!!! Tan pequeño y ajustado!!Que si no me valía cualquier camiseta!!!!! juas!), llegué a la conclusión de que en unos años este tema ha cambiado como de la noche al día… Y si no, decidme a cuántos runners (oh yeah, qué british!) veis con la típica camiseta de publicidad, con pantalones anchos y con unas zapatillas medio sucias o viejas? Yo, a ninguno. Desde luego, hoy día hay una cantidad tremenda de establecimientos en los que podemos encontrar ropa de todos los precios bien chula, ajustada (para marcar tableta, piernas, hombros… claro!), de colores vistosos, para chica o para chico, y para todos los deportes, por raros que sean! Y qué queréis que os diga, es de agradecer!

De las zapatillas ya hice una entrada, por lo que no me voy a detener. Pero ya sabéis que es parte fundamental (que no sea la más!) del uniforme del  corredor (mucho más castizo que ‘runner’ je je), ya que va a ser el elemento amortiguador de las pisadas. El que nos protegerá el pie, la rodilla, la cadera! Y no sólo es importante, como comentamos, que sean las zapatillas adecuadas según el tipo de pisada, sino que sean bien chulas! Para mí, al menos (llamadme superficial…), es un factor a tener en cuenta a la hora de gastarme mis euritos.

Tendencias-en-moda-deportiva

Ropa ceñidita como una segunda piel 😀

Del resto de la ropa, qué decir. Hay tanto que comentar y todo es tan de perogrullo! Por mi experiencia os digo que más vale ir poco abrigado que mucho. Aquí en Valencia tenemos la suerte de tener un fantástico clima, sin extremos (aunque en agosto…. buf! cualquier ropa molesta!), y se puede ir a correr en pleno invierno con una buena camiseta térmica (nunca camisetas de algodón! Que acumulan todo el sudor y luego te enfrías) que transpire bien y una chaquetita fina, que nos proteja del viento o la la lluvia.La ropa lo más ceñida posible, para no provocar resistencia frente al viento. Y por supuesto, mallas, nada de pantalones que también nos crearán resistencia. Desde luego, éste es un tema que va por barrios. Habrá quien no se vea jamás vestido con unas mallas, o con un suéter super ajustado, pero es lo que se recomienda, porque a la larga es lo mejor y lo más cómodo. Así que ya sabéis, chicos y chicas, ropa ajustada y ceñidita para correr…

sense camiseta

Este chico no se lo ha pensado mucho…     Es otra opción 😀