Enjoy cycling

Hace un tiempo escribí una entradita en el blog sobre disfrutar corriendo… pero la verdad es que si con un deporte puedo decir que he disfrutado y disfruto una barbaridad es con el ciclismo.

La afición la tengo desde hace muchos años, aunque es en los últimos 7-8 en los que más ciclismo estoy haciendo y cuando más estoy disfrutando.

Recuerdo como si fuera ayer cuando fuimos mi padre y yo un verano a una tienda en Benidorm (una tienda de motos!!!) y me compró una BH de carretera… que costó unas 30.000 ptas… y que vendría a pesar unos 13-14 kg!! La pobre estaba allí, solitaria… apoyada en una motaca enorme… jajjaj. Siempre he tenido el pensamiento de que me estaba esperando… 😀

Con ésa me estrené, recorrí una y otra vez  la carretera de Callosa a Guadalest (no cambiaba mucho de ruta, no 🙂 ) y ya le empecé a pillar el tranquillo a esto de la bici.

Luego me agencié con una Zeus Enol que vi en una tienda al ladito de mi casa aquí en Valencia, que poco a poco iba bajando de precio… así justo antes de cerrar la tienda su precio ya era la mitad que al principio… pensé que ése era el mejor momento para comprarla…  También era una bici pesada, de unos 11 kg, con un Shimano 105 y 42-52, que luego cambiaría a 39-52 (algunas cuestas se me hacían ‘cuesta arriba’ con un 42! jajajaj)… pero era mucho mejor que la BH. También pensé que bajaba y bajaba de precio y nadie la compraba porque ERA PARA MÍ 😀

Fue con esta bici con la que empecé en la peña ciclista de la Universidad Politécnica. No me explico cómo tardé tantísimos años en decidirme a salir con una peña (creo que tenía miedo a quedarme tirada por alguna carretera y no saber volver, no me sentía preparada ni física ni mentalmente, me daba corte…), pero ahora veo que fue la mejor decisión que he tomado en mi vida! 😀

Sabía que en el departamento en que trabajaba (y trabajo), un compañero, Enrique, era de la peña ciclista y le expuse mi deseo de empezar a salir con ellos. Se comprometió a acompañarme las primeras veces y me convenció y medio-tranquilizó diciéndome que había furgoneta de apoyo (que usé un par de veces…). Gracias a él pude hacer la primera etapa (90 km!!!, cuando yo lo máximo que había hecho eran unos 60…), ya que me acompañó en todo momento. También la segunda… y luego poco a poco me fui cogiendo al ritmo de la peña (más o menos, porque hasta el día de hoy sigo quedándome rezagada en algunas etapas duras! 🙂 ). Recuerdo que en las 3 primeras etapas al llegar a casa apenas podía ducharme, ni sentarme siquiera! Qué duro… pero si me paro a pensar, la verdad es que es necesario superar eso para seguir yendo y una vez superado, empiezas a DISFRUTAR DEL CICLISMO.

Con la Zeus estuve más de un año, entonces miré una bici de carbono, que pesara menos, más adecuada en talla… en resumidas cuentas, mejor. Entonces me compré en Top Bici una Orbea Onix azul preciosa, con 3 platos…  que me acompañaría por muchísimas carreteras hasta el año pasado (con ella hice La Maratona en Italia… subiendo puertos míticos!) … que fue sustituida por una Kuota Kharma blanca impresionante, ya que la Orbea se independizó y se mudó de casa … snif

¿Qué significó para mí unirme a una peña ciclista, salir un sábado tras otro (y algún domingo y fiesta de guardar), hacer muchísimos km, sufrir, sufrir mucho… despotricar y decir tacos a mansalva cuando veía (y veo) al grupo irse y yo venga a pedalear y no alcanzarlos…?

Significó encontrarme con una gente fantástica (muchos ya son buenos amigos y amigas… de los que se quedan ‘para toda la vida’), descubrir un deporte maravilloso, una válvula de escape a problemas laborales, sentimentales…  Salir un sábado toda la mañana, recorrer media provincia de Valencia y resetearte tanto que cuando llegas a casa baldada, ducharte, comer algo y descansar un rato… ¡no acordarte de lo que hiciste el viernes! y estar con una sonrisa en la cara todo el fin de semana. Pasar frío por la mañana temprano, asarte de calor a mediodía, tiritar bajando sudada el puerto, pero tiritar con una sonrisa de oreja a oreja porque sientes el viento en tu cara y deslizarte a 45, 50, 60 km/h … coger las curvas a toda velocidad e ir viendo la Calderona a tus pies.

101_7434

Subiendo La Huesera. Lagos 2010. Qué duro!!

Porque te sientes LIBRE, FELIZ, TRANQUILA, SEGURA, LIBRE, LIBRE y LIBRE… y en ese momento te crees la reina del mundo.

la bona

No me digáis que no es para sentirse LIBRE 😀   Errozate.

Porque he disfrutado como una jabata haciendo ciclismo. Porque subir y bajar un puerto me hace generar una cantidad de endorfinas tremenda que me ponen muy feliz… Porque el ciclismo con mis compañeros me ha hecho olvidar y superar dificultades. Porque he conocido gente maravillosa, que me han enriquecido y me enriquecen cada vez que salimos y compartimos esfuerzo, almuerzo y risas. Porque gracias a ellos he ido a pedalear a Italia, a Asturias, a Cataluña, a Murcia, al País Vasco, a Teruel… a muchos sitios!!! Por todas esas razones, me encanta el ciclismo. Fotos: La Maratona (2008), Terra de Remences (2009) y la Irati X-treme (2012)… por nosotras no pasan los años, eh? 😉

P6290575_antes de afrontar el GIAU   Bracons  Exif_JPEG_PICTURE

Por todo eso y mucho más… AMO EL CICLISMO por encima de todos los deportes!!

Eso sí, EL CICLISMO LIMPIO.

I love my bike

Anuncios

8 pensamientos en “Enjoy cycling

  1. Jejeje cuánto amor por las bicis!!! Desde luego el ciclismo también es el deporte con el que yo disfruto más, aunque durante años lo tuve demasiado aparcado. Ahora con esto del triatlón estoy disfrutando como un enano los entrenamientos, porque son los momentos de más convivencia con los compañeros. Te veo muy rutera, pero ¿Qué me dices de la mountain? ¿No te llama? Un beso!!

    • elenaescolar dice:

      Hola! pues no, no me llama mucho. La verdad es que disfruto de ir por carreteras de todo tipo… Es clave lo que dices, el ciclismo en compañía (siempre es más seguro y por supuesto entretenido…) es fantástico… haces deporte a la vez que socializas! no tiene precio!! con diferencia, de las 3 disciplinas del triatlón, ésta es mi preferida… je je. gracias por tu comentario!

  2. carmelo dice:

    Me ha gustado, ha nosotros también nos gusta juntarnos contigo, aunque nos ganes.

    • elenaescolar dice:

      Vaaaaaaaaa Carmelo! si desde que te compraste la flecha ésa ligera como una pluma y entrenas 4 ó 5 días a la semana no te puedo ganar! jajaj. Un abrazo y espero que sigamos viéndonos!!! Nos vemos pedaleando! 😉

  3. AMALIA dice:

    Tu artículo me hace recordar viejos tiempos; yo me compre mi primera bici de carretera sobre el año 85, una orbea montada con grupo desconocido que la adquirí en Delas, un muy amable Sr. que tenia un taller en la c/ Alberique. La pague con mi primer sueldillo y me costo 38.000 ptas. Con esta bici competi en el primer triatlón olímpico de Valencia, que se celebro un mes de octubre ( agua fria, sin traje de neopreno, se nado mas de 1500 porque hacia poniente y las bollas tenian poco lastre…) Y SOBREVIVÍ, aunque creí morirme en la carrera a pie. Y seguí durante casi 10 años mas compitiendo en triatlones, pero ya con mi LOOK de carbono. Y me pasa como a tí, es pedaleando como mas disfruto. Estoy retiradilla de la competición pero si me pusiera aún dejaria a mas de una por detrás y a mas de uno, ele! que chula soy.
    Ahora tengo una KUIPS que en breve tengo intención de poner a la venta porque me apetece cambiar de bici.
    Nos vemos pedaleando.
    Nos vemos pedaleando.
    A

  4. Jesús Gómez dice:

    Yo también me acuerdo de mi primera bici… Una TORROT cuatro tallas mas grande, pues no tenía ni idea, me la compre en Continente toda de una pieza y mis compañeros le llamaron “la trilladora” por lo grande que me venía. Luego me guardé dinero y me compré un cuadro RITTER (por 80.000 ptas.) y lo tuve guardado en casa un año hasta que pude pagar el resto de piezas para completar la bici. Con el paso del tiempo me compré la ZEUS azul y ahora la WILIER.
    Ya ves Elena, con tus recuerdos me has hecho recordar los míos.
    Sigue comentando cosas como esta para sentir yo también mis días pasados.
    Un saludo y que estemos mucho tiempo juntos haciendo esto que nos gusta tanto… BICI-TURISMO.

  5. David Gómez Barea dice:

    Grande Elena! Gracias por este gran texto y gracias tambien a gente como tú, a nuestros compañeros de la UPV y sobretodo a mi padre que me habeis enseñado a amar este deporte, defenderlo y disfrutarlo.
    Enhorabuena de nuevo Ele.
    Seguiremos haciendo kilometros!

  6. elenaescolar dice:

    David! Muchas gracias a ti por leerme! La verdad es que todos los comienzos son muy parecidos… una bici mala barata y pesada… o heredada… mucho sufrimiento al principio que se va convirtiendo en gusto… y ya ves… miles y miles de km aquí seguimos! Nos vemos pedaleando!! Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s